Seguidores

viernes, 28 de mayo de 2010

Es muy duro pasar el Niágara en bicicleta.



Te debo una vida y mitad de la otra.

Me he dado cuenta de que la vida es caer y levantarse, y volverse a caer y volver a levantarse; la vida es alegrarte los viernes y joderte los lunes, y abrazarte a quien te abrace y a quien no te abrace pues no te abrazas y punto, y no pasa nada ... Y es por eso que sufrimos, reimos, lloramos, cantamos, recordamos, olvidamos y vivimos ... Porque es lo que nos toca.

jueves, 27 de mayo de 2010

Un collar con forma de cruz...

Los colores se difuminaban a su paso creando una mezcla indescriptible, los olores se avivaron bruscamente y su corazón palpitó con fuerza bajo su pecho. Todo giraba a su alrededor pero él estaba bien, se sentía contento y veía la realidad tal y como la quería ver. Sí, aquello era realmente estupendo. Siguió bailando bajo aquella luz de discoteca de pueblo, bebiendo y fumando quién sabe qué y charlando con gente que hasta ese momento no había visto en su vida. Su aspecto era realmente peculiar y desaliñado. Llevaba el pelo revuelto, sucio y pegajoso, vestía una cazadora vaquera vieja y unos calzoncillos a modo de pantalones, llevaba también un collar con forma de cruz que colgaba de su cuello y varias pulseras en su muñeca izquierda. Era un hombre aparentemente descuidado pero se le notaba que se sentía bien consigo mismo

miércoles, 19 de mayo de 2010

500 días juntos.

- No se Paul, lo veo claro, amo a Summer. Me encanta su sonrisa, su pelo, sus rodillas. Me encanta el lunar con forma de corazón que tiene en la piel. La forma en la que a veces se moja los labios antes de hablar. Y el sonido de su risa. Me encanta mirarla cuando está dormida. Me encanta escuchar esa canción cada vez que pienso en ella y cómo consigue que me sienta. Hace que todo sea posible, no sé... como si mereciese la pena vivir.
- Deberías olvidarla.
- No quiero olvidarla, quiero recuperarla.

ATENCIÓN




El doctor de la nostalgia por fiestero me receto: para la gripe del alma, vodka, amigos y rock and roll.

lunes, 17 de mayo de 2010

Cosas que suenan a...


El problema de verle un farol a alguien, es que te arriesgas a que se levante de la mesa para siempre, ¿y quién quiere jugar solito?

domingo, 16 de mayo de 2010

De madrugada y por la puerta de servicios me pasabas el hachís.

sábado, 15 de mayo de 2010

Tumbate al sol cuando llueva

No los conoces, no los has visto en directo (lo deseas), pero aún así parece que estén en tu corazón, que toquen para ti y que piensen lo que tu piensas.
El ipod sacará humo todas las mañanas cómo un café recién hecho. Son inmejorables.

Smoke cigarettes






Tengo resaca de brugal y burguer king.

Elemental querido Watson

Tenía veintiséis años. Y el pelo rubio, tanto como cuando los rayos de sol se cuelan en su ventana. Lo que más le gustaba era viajar en tren. Usaba de excusa su cámara fotográfica para poder hacerlo. Tenía una polaroid un tanto gastada que le había dejado su abuelo de legado antes de dejarla. Le gustaba comprar un billete hacía el primer pueblecito de montaña que partiese. No tenía a nadie para dar explicaciones, era libre. En casa no la esperaba nadie. El asiento de la ventana siempre se lo reservaba para ella, para poder empaparse mejor de todo aquello que quería retratar.

viernes, 14 de mayo de 2010

Soldadito marinero conociste a una sirena..

Sonaba de fondo Knockin'on Heavens Door, la versión de Guns N' Roses. Estaba sentada a la luz de una vela. Le gustaba la nebulosidad, casi tanto como escribir. Era una chica un tanto especial, no voy a decir rara, porque raros somos todos, a nuestra manera, pero raros al fin y al cabo. Nunca sabré que es lo que escribía, parecía un diario, pero no puedo asegurarlo porque no tengo muy buena vista. Aún así, me gustaba
observarla por la ventana, transmitía una paz embriagadora en medio de todo este caos. Recuerdo que una mañana de abril, su persiana se abrió mas temprano de lo normal. No solía levantarse antes de las diez, ya que se quedaba escribiendo hasta tarde. Yo tenía mucha curiosidad por saber a donde iba, así que sin pensarmelo, la seguí.

Busco visa para un beso

A más de 2000km de casa. Una maleta a rastras. Un cepillo de dientes que se siente solo en el neceser. El teléfono sin apenas cobertura y luego cambia el operador y se enciende una lucecilla roja que es el piloto automático, recordándote que te abroches el cinturón que tus pies van a tocar el suelo.
Y miras su foto, que tienes en el bolsillo de tu chaqueta interior. Y ves lo guapa que es. Y lo mucho que vas a echarla de menos... todo el tiempo. "No se que va a pasar contigo" dices para ti. Y te echarías a llorar. Y la imaginas con sus botas de agua pisando todos los charcos y esperándote en la puerta después de más de 12h trabajando, con una sonrisa pintada en los labios y con muchas ganas de contarte cuantas sonrisas había regalado.
Y luego le envías un sms diciéndole "que hoy es martes 5 y ya suman 7. Y que huele a otoño en la caja de madera rosa.

Pequeña sonrisa de Amelie.

Hola.
- Hola, quiero un helado con sabor a hoy no quiero hablar con nadie.
- ¿Mediano o grande?
- Grande.
- Esto no es lo que le he pedido.
- Ya, es sabor a tienes una sonrisa muy bonita