Seguidores

viernes, 14 de mayo de 2010

Busco visa para un beso

A más de 2000km de casa. Una maleta a rastras. Un cepillo de dientes que se siente solo en el neceser. El teléfono sin apenas cobertura y luego cambia el operador y se enciende una lucecilla roja que es el piloto automático, recordándote que te abroches el cinturón que tus pies van a tocar el suelo.
Y miras su foto, que tienes en el bolsillo de tu chaqueta interior. Y ves lo guapa que es. Y lo mucho que vas a echarla de menos... todo el tiempo. "No se que va a pasar contigo" dices para ti. Y te echarías a llorar. Y la imaginas con sus botas de agua pisando todos los charcos y esperándote en la puerta después de más de 12h trabajando, con una sonrisa pintada en los labios y con muchas ganas de contarte cuantas sonrisas había regalado.
Y luego le envías un sms diciéndole "que hoy es martes 5 y ya suman 7. Y que huele a otoño en la caja de madera rosa.

No hay comentarios: