Seguidores

miércoles, 1 de septiembre de 2010

En el fin del mundo, también llueve.


Voy a coger todos los recuerdos que tengo de ti, todas las conversaciones, canciones, mensajes, risas, sonrisas, carcajadas, días y paseos. Meterlos en una caja y tirarlos al mar...

Y después me compraré un neopreno y una bombona de oxígeno para poder recuperarlos.
Porque a veces como dice Sabina, hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos.

1 comentario:

Ann dijo...

Que bonito lo que has escrito. Aunque es mejor intentar no acordarte.. Me gusta la música que tienes, Un beso!