Seguidores

lunes, 13 de septiembre de 2010

Unos me llaman chaval, otros me dicen caballero.

Era dulce. Dulce e imaginativa. Creadora de sueños. Derrochadora de vida. Incapaz de hacer daño. Aunque quisiese, no podría. Nunca me enamoré de ella, no lo creo.  Era buena. Guapa, no mucho, pero tenía ese encanto... Ojos que gritaban. Dientes blancos y aliento puro. No he logrado encontrar una sonrisa como la suya, ni espero hacerlo. El hondeo de su pelo era sincero. Más que yo, que jugué con su suerte, su imaginación y con su dulzura.

4 comentarios:

vero dijo...

Dios laura me encanta tu blog! :)
besitooos! tequiero! :)

juan bello dijo...

alguno no se ha querido pronunciar
;)

Amanda ♥ dijo...

me encanta tu blog !
pasate por el mio aver que tal..

P.d:te sigo y me sigues?

Softy dijo...

Increíble, de veras. Me encanta.