Seguidores

viernes, 26 de noviembre de 2010

¡...!

Hablando en plata. Abandonar un sueño es como morise por fascículos. Con la diferencia de que esta colección no la acabas tu, sino que probablemente sea ella la que acabe contigo. El día que la empiezas no te das ni cuenta de lo que estás haciendo, porque con el nº1 tambien en este caso, vienen todo tipo de excusas y justificaciones de regalo. Que si ya es tarde para intentarlo, que si al fin y al cabo lo puedo seguir haciendo como hobby, que si en realidad te gusta vivir bien, que si no lo hago es por mi familia, que si necesito una garantía de seguridad, que si ya no tengo edad, ni dinero... lo que sea. Por eso, a todos los que hoy se planteen convertir sus expectativas en frustraciones. A todos los que pretendan inmolar su vocación con la dinamita del miedo. A todos los que alguna vez se hayan planteado un te imaginas. A todos esos, tan solo os haré una pregunta ¿tú de pequeño habrías querido ser tú? Y por favor, antes de contestar, intentad que la palabra tarde no rime con la palabra cobarde.
Una vez tuve un profesor que nos puso un único examen final. Nos dijo, “escribid lo que haríais a partir de mañana si hoy os tocasen mil millones". Y ahora volved la hoja, y me escribís por qué no lo empezáis a hacer ya, aunque no os hayan tocado.
Sólo hubo una forma correcta de contestar esa pregunta. Dejándola en blanco.

5 comentarios:

sara dijo...

me encantaaa maips¡

Mayra dijo...

:D un beso, y buen fin de semana!

inside fionna dijo...

me gusta el texto:)
xxx

Noor dijo...

Me encanta la foto, es preciosa.
Espero que todo bien :) Un besito

Sam Buug dijo...

Me gusto mucho ;)
un beso!