Seguidores

lunes, 31 de enero de 2011

Invierno, así en general.


Pisar los charcos, oír el sonido que produce, empaparte los pies y al llegar a casa, meterlos en el bidé con agua hirviendo, o darte una ducha calentita. Rechazar, como siempre, los paragüas y bailar, sonreír, caminar, bajo la lluvia. Asomarte a la ventana y quedarte ahí, el viento en la cara, las gotitas mojándote, sintiendo frío y calor a la vez, y cuando sientes el escalofrío, volver a cerrar la ventana. Usar largas bufandas gruesas hasta la nariz, y gorros de lana con un pompón gracioso o orejeras calientes. Encontrar cosas en los bolsillos de los abrigos que hacía un año que no te ponías. Oír los truenos desde tu cama y levantarte para presenciar la tormenta. Ir a la playa, descubrir que está vacía, sentirte libre, correr, y saltar bajo un cielo nublado. Ver que no hace día de salir, llamar a una amiga, envolverse en mantas, y poner una peli bonita con un chocolate caliente o Cola-cao, y , al acabar, hablar sin parar. Esperar ansiosa la primavera, y con ello, las ansiadas vacaciones en Madrid. Sonreír al ver las caras enfurruñadas de la gente cuando llueve y hace frío.


¡Ah! Muchísimas gracias a http://tansimplecomocorrecto.blogspot.com/ por el premio.

domingo, 30 de enero de 2011

Razones para creer.



Por cada tanque que se fabrica en el mundo... Se fabrican 131 mil peluches.
Por cada bolsa de valores que se desploma... Hay 10 versiones de "what a wonderfull world".
Por cada persona corrupta... Hay 8 mil donando sangre.
Por cada muro que existe... Se ponen 200 mil tapetes de "Bienvenido".
Mientra 1 científico diseña un nueva arma... Hay 1 millón de mamás haciendo pasteles de chocolate.
En el mundo se imprime mas dinero de Monopoly que dolares.
Hay más videos divertidos en internet que malas noticias en todo el mundo.
AMOR tiene mas resultados que MIEDO.
Por cada persona que dice que todo va a estar peor... Hay 100 parejas buscando un hijo.

jueves, 27 de enero de 2011

Ten fuerza, no pongas todo el peso sobre mis hombros.


El tiempo funciona sin pilas. Los trenes no esperan y se largan. Los capuchones de los bolígrafos se pierden. La batería de los móviles siempre falla. Las miradas ya son sin compromisos. Las drogas un medio de vida. La música pierde interés por sus letras. Los ordenadores tienen un chip para no querer volver a encenderse cada dos años. Los zapatos se desgastan. El amor se denuncia por malos tratos. Los sueños siempre llegan con retraso. El pasado te hace rebobinar tu vida. Los días martes y trece conspiran contra a ti. Los besos se agotan. La esperanza desespera. Las leyes se imponen sin venir a cuento. El tabaco mata. Los lunes son odiosos. Las relaciones se destiñen. Las luces se funden. Tu maleta pesa más de la cuenta. Los autobuses marean. Los sentimientos se confunden. Los semáforos siempre se ponen colorados si los miras. Los bordillos están dónde no te los esperas. Las prisas te retrasan. Los momentos son instantes. Y tú eres bobo y miss Caffeina no puede con todo el peso.

miércoles, 26 de enero de 2011

domingo, 23 de enero de 2011

Rayando el sol.

Demuestra lo justo para convencerte a ti y no al resto. Cae, levanta cabeza y sé capaz de sonreír al contarlo. Recuerda, no añores. Piensa por ti mismo, déjate enseñar, pero que nadie te diga cómo hacerlo. Alza la vista, mira a tu alrededor, elije tus colores, tus sabores y un nose qué que te haga sentirte diferente. Asómbrate, asústate, maravíllate y vuélvete loco si quieres. Pon reglas a todo menos a ti mismo. Escoge las palabras, calcula los daños, y cuando todo salga mal, arregla lo que puedas y lo que no, déjalo estar. Cuida de lo que merezca la pena. Teme lo suficiente como para hacerte más fuerte, y sufre por todo lo que pueda hacerte más feliz. Ríe, disfruta. Entiende que ayer y mañana no te pertenecen. 

jueves, 20 de enero de 2011

Happy B-Day

Puede que cuando tenías tres años aun ni nos conocíamos. Que jamás te haya oído decir "pobre perrito lo amandonaron" y que tu jamas me hayas oído decir a mi " no quiero subir en el astensor que me da miedo". Puede que no viera como aprendías a leer, que no hayamos compartido galletas en los recreos del colegio y que no estuviera a tu lado cuando aprendiste a andar en bicicleta sin ruedines. Pero te puedo asegurar que conozco todas tus sonrisas y que la que más me gusta es la que pones en las fotos (sí esa que es medio torcida hacia el lado izquierdo), que se cuando estás mal y necesitas hablar o simplemente saber que no estás solo. Se que no te gusta levantarte pronto, de hecho nunca me coges el móvil porque estás durmiendo, y me enfado, pero a los cinco minutos se me pasa. Se cuanto te gustan los helados de pistacho y que cuando te fuiste a Londres echaste de menos la tortilla. Te enamoró la Sombra del Viento y no soportas ir al cine. Se que odias a la gente que va de simpática y que adoras el arte. Que te encantaría ir a Menorca y ser arquitecto. Aunque también sueñas con ver mundo y con tener cuatro hijos.
Por último y no menos importante, se que si te necesito vas a estar ahi. Te quiero.

domingo, 16 de enero de 2011

Caos.

A veces sólo hace falta subir a un avión, o hacer uno de esos interminables viajes en autobús, en los que luego no te puedes levantar porque te duelen las piernas. Luego te despiertas y te das cuenta de que tu cabeza está completamente despejada, y de que todo lo demás, se ha ido quedando en cada uno de los kilómetros que hicieron falta para llegar. 

sábado, 15 de enero de 2011

jueves, 13 de enero de 2011

Promesas que no valen nada.

Las promesas duelen siempre a destiempo. Serían el equivalente a criar un tigre de Bengala. Sabes que al principio es monísimo, tierno, encantador, pero que algún día, sí o sí te arrancará un brazo, una pierna, o cualquier otra extremidad. Y así andamos, cada vez más cojos, más mancos o lo que es peor, con menos extremos que arrancar. Llega un momento en el que ya no te crees nada de lo que te dices. Es cuando te das cuenta de que con los años, a toda promesa le ha salido un matiz. Prometer es mentirle al destino, es perder por adelantado y autojoderse en diferido. Aunque claro, parece que prometerse cosas acaba siendo necesario para avanzar, porque actúa como timón de las relaciones sentimentales, marca el rumbo a seguir.

domingo, 9 de enero de 2011

Subvenciones para la sonrisa.


La tristeza mata más que las armas. Y sin embargo, seguimos tratando a la tristeza con desprecio, como si fuera algo que puediesemos elegir. Se gastan millones en acabar con el consumo de cigarillos, pero nadie hace nada para acabar con la antipatía.

viernes, 7 de enero de 2011

Será que se acabó la Navidad...

Que mal repartido está el mundo desde el primer mes de enero, porque este juego dura un segundo y, gana el que marca primero.

martes, 4 de enero de 2011


-¿Qué escribes?
-Una carta a los Reyes Magos.
-¿Qué les pides?
-Que nos devuelvan la vida.

lunes, 3 de enero de 2011

Dulce niña de papá.

Por aquella época todavía no sabía quienes eran los reyes magos, no sabía que las personas pueden ir en paralelo sin volver a juntarse. Por aquella época no sabía que las sonrisas no se devuelven, ni se descambian, ni son eternas. No sabía que el dinero mueve montañas y que las montañas se pueden subir andando con algo de esfuerzo. No sabía que estudiar significa formarse, que formarse significa crecer y que el cielo es más alto que largo. No sabía que los amigos se cuentan por mitades de miligramos, que pesan más las decepciones que las alegrías, que los sueños van dentro de globos de helio y que los anillos de colores no adivinan el estado de ánimo. No sabía que la amistad se basa en la confianza, y que a la bicicleta se le puede salir muchas veces la cadena. Por aquella época esperaba al final del arcoiris a los osos amorosos, a que superman me devolviera la cabeza y a que el mago de Oz me dijera que el camino de baldosas amarillas me llevaría siempre al mismo jodido lugar.