Seguidores

domingo, 20 de febrero de 2011

Café con hielo o capuchino.

Quedamos para tomar un café, como cada Viernes desde que teníamos 17.
Ella estaba rara. Llevaba unas semanas rara.
Se había pintado más de lo normal. En general, sólo se pintaba la raya del ojo, y se echaba colorete, porque era preciosa, sin más artificios.
Se acercó a mí pegando pequeños saltitos y me abrazó fuerte; pero cuando nos sentamos, su cuerpo se dejó caer cansado sobre la silla.
Siempre tomaba el café con hielo bañado en Bailey´s en verano y primavera, y un capuchino vienés si era invierno u otoño.
Avanzaba la tarde y ella hablaba sin parar, interrumpiendo a veces sus palabras con carcajadas. Mientras fingía normalidad, yo repasaba nuestras conversaciones de los últimos días, buscando una pista, cualquier detalle que explicara su comportamiento.
Al final no pude soportar más la farsa. La conocía demasiado bien y sabía que cuando más feliz aparentaba ser, más rota estaba por dentro. Era un mecanismo de defensa, pero no de su propia persona, sino para aquellos que quería: odiaba generar preocupación.
- ¿Qué sucede?- le pregunté.
- Nada. No sé a qué te refieres...
- Dime qué pasa, quizá pueda ayudarte.
En ese momento, se levantó de la silla, con el rostro colérico. Yo sabía que se avecinaba tormenta, y eso era lo último que quería.
- Espera. No seas tonta. Cuéntamelo.
Parece que mis palabras surtieron un efecto calmante, porque volvió a sentarse y comenzó a musitar algo, en voz muy bajita.
- Es esta sensación continua en mi estómago. Creo que es desamor.
- ¿Qué dices, tonta? Si cada mes te veo con un chico diferente, y cada uno más interesante que el anterior - dije tratando de sacarle una sonrisa, sin éxito.
- Nunca me han dicho te quiero.

11 comentarios:

DANI dijo...

tche! mal asunto....

Besos preocupados

soniamarpez dijo...

La foto es bellísima!

airam dijo...

ouch bonita entrada :E
jajajajaja siempre soy puntual en algunos blogs, pero en otros vamos xD
Saludos :)

Flaviani Revolution. dijo...

Y él no tiene ganas de decirselo?

Mr. X dijo...

Me ha encantado la entrada :)
Un beso

Beta. dijo...

Pobrecilla.. pero piensa que lo mejor estará por llegar! ;) O eso espero ^^
Besos, me gustó

Marina Oliva dijo...

que gran realidad...

Mandarina Fruitti dijo...

Qué grande!me ha encantado, ha merecido la pena que haga un hueco para pasarme por los blogs que me comentan a mi, algo para lo que no tengo nunca time!
Y me ha recordado la entrada que colgué!

Big.Small.Big.Small dijo...

Aiiis y llegará el te quiero llegará

Julia dijo...

foto preciosa y texto precioso :)
te sigo sin dudarlo! BESOS.

julia

Luuli dijo...

Tenes un premio en mi blog, fijate, besos!