Seguidores

miércoles, 16 de marzo de 2011

Amelie.

La antigua inquilina de mi piso se llamaba Amelie. Lo descubrí el primer día que fui a abrir el buzón del portal. Había llovido mucho y aún escuchaba el goteo incesante del agua sobre el suelo de mármol, cuando vi una carta dirigida a ella. Pronto me hice una imagen mental de como sería, de como olería o se movería, imaginé que sería capaz de sacar la mejor cara en los peores momentos, que siempre tendría la palabra precisa, la mirada perfecta, imaginé que ella era capaz de cosas imposibles, sabría hacer galletas de chocolate en tardes tormentosas o estar siempre ahí cuando la necesitasen. Estaba segura que sería una enamorada del cine clásico, de la vainilla y de los hoyuelos en las mejillas. Su piel sería la de un melocotón y nunca llevaría paraguas. Usaría una bicicleta para dar la vuelta al mundo y tendría conversaciones interminables con la luna lunera. Es curioso como sin conocer a alguien podemos llegar a imaginarnos su vida con exactitud, sus emociones, sus sueños, sus deseos, sus manías... Imaginaba a la Amelie de la película, una de mis películas favoritas, imaginaba su pelo negro con corte a lo garçon, sus ojos almendra, su boca rosada y ese halo de inquietante misterio que rodeaba cada cosa que hacía. 
Subí la carta al piso, la puse sobre la cama y me senté enfrente de ella. Al fin rompí el precinto pegajoso del dorso y me dispuse a sacar el papel que había en el interior. Pero de pronto paré, me quedé inmóvil, estática, no, no la abriría, si me preguntas por que, no sabría contestarte, pero simplemente no lo hice. Nunca abrí esa carta, ni las posteriores que llegaron, cada mes, durante cinco años.

14 comentarios:

JaimeWinston dijo...

Gran película la de Amelie. Quiero un maratón de pelis francesas!

airam dijo...

sabes que te digo ? q me qedo flipado, la pelicula no la he visto, pero con lo que has escrito :)
La foto me gusto tbn !
Saludos; te espero

Rafael Garcia dijo...

Muchisimas gracias por tu estupendo comentario :D Un beso

Ms.Cyanide dijo...

A mí me gustaría tener una vecina llamada Amelie (y que fuera como la de la película,claro)

Un beso =)

Te invito un Fernet :) dijo...

amo esta peli!!!!

Flaviani Revolution. dijo...

y al final era como la de la película? Porque entonces menuda envidia me da con esa vecina

airam dijo...

q razon tienes ! muchas gracias por pasar :)

Agnes dijo...

Me encanta el nombre de Amelie, tengo una tia que se llama asi =)
Tu texto ha sido muy bonito, y el hecho de no abrir las cartas...al principio yo tampoco lo hubiera hecho, pero al final no se yo ;)
=)

Adrian dijo...

me encanta tu entrada,escribes genial,cine frances,francia,una de mis debilidades,amelie peliculon,pero para romanticos y enamoradizos sensibles como yo propongo una pelicula francesa no tan conocida pero que hace llorar.se llama PARIS.=)bs.

Miss Vich. dijo...

También es mi película favorita, realmente la amo ! La he visto más de 10 veces y nunca me canso de verla. Sus manías y a la vez sus perfecciones, es alucinante ^^

pásate por mi nueva entrada y comenta :D

besitos

http://giveyouidiot.blogspot.com

Marina Oliva dijo...

que razon!me ha gustado :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre un placer pasar por tu casa, y navegar entre tus cosillas.

Saludos!

Maria dijo...

hostia... me encanta la esencia del texto, será porque no paro de meterme en vidas ajenas que rondan por el espacio y el tiempo, o no.

Estrógena dijo...

Me encanta Amelie!!! ... creo que voy a verla una vez más, jeje. MUA