Seguidores

domingo, 10 de abril de 2011

Nunca es primavera donde tu creciste.

Y poco a poco fui despegando la vida de las cuatro paredes que me habían oído llorar, gritar, gemir, reír, susurrar y roncar, y en cada trozo de ella percibía el olor del recuerdo. Retiré con calma mis entradas de conciertos, mis recortes de periódico, mis fotos, mis dudas y mis errores, mis pasiones, mi entusiasmo, mi crecer prematuro, mis canciones... Sin embargo quedaron las marcas de todo aquello dibujadas con polvo, como si fueran cicatrices del tiempo, y las sentí en mi piel. Sentí las rodillas golpeando contra los bordes de la cama al intentar subir, cuando mis piernas eran todavía demasiado cortas. Sentí el sudor frío en la nuca de esos días en que, temía el ataque de los monstruos escondidos en la oscuridad del armario; y el temblor en los dientes cuando me desnudaron por primera vez, y esa torpeza; y la desesperación constante de no encontrar nunca lo que buscaba hasta que tomé la decisión de organizarme. Porque llegó un momento en el que habían tantas cosas, que empecé a colgarlas del techo.
Después de aquello, me centré en el balcón y salí a echarle un último vistazo. Justo enfrente había una casa color salmón, con su jardín, su estanque, sus palmeras.. En la que no vivía nadie. Dos veces por semana venía el jardinero, siempre puntual, siempre eficiente, y una vez al mes se celebraba una gran fiesta. 
Recordé la promesa que le hice a un antiguo compañero de besos de vivir allí algún día, y lo recordé con cariño, porque era una propuesta lejana, que sonaba como si nunca la hubiese tomado en serio, a pesar de que, sinceramente sí lo hice. Y más que nunca tuve consciencia del tiempo y de cómo cambia las cosas. Y con la ligereza de ese tiempo, me cubrí las muñecas y escribí por última vez desde ese balcón, a mano.

7 comentarios:

Mandarina Fruitti dijo...

Qué bonito! la sensación que te produce una habitación al abandonarla así es tan rara.......la has clavado!

María Ferri dijo...

lo has escrito tú? ES PRECIOSO!enserio me ha encantado,sigue escribiendo porfavor jajajaja:) un besito

DANI dijo...

Y no dejes nunca de escribir, es terapeutico.

Besos con tinta china

Mirian dijo...

Al teclado de estas letras otra sensiblera que sabe apreciar el valor de los recuerdos :)

Ashraf dijo...

so good
thank you for a nice doing...

Judith Montaña dijo...

Me gusta, precioso.

Big.Small.Big.Small dijo...

Ya te lo dije.. normalmente cuando leeo los blogs, leo la ultima entrada, pero del tuyo es en plan todo lo que has escrito :) me encanta y que cada vez te noto mas madura escribiendo, aunq eso si.. mas triste, epspero que todo cambie y mejore :) Un besazo enorme!!