Seguidores

domingo, 17 de julio de 2011

Die





Había muy pocos silencios en aquella cabeza. Mientras el coche avanzaba por la carretera los únicos momentos de paz entre aquella lluvia incesante eran los segundos bajo los puentes y los túneles, cuando cesaba el murmullo de las gotas en el techo y los cristales. El viaje se le hizo más largo que nunca, y eso que lo había recorrido con él millones de veces. Pero cuando uno va recordando los buenos momentos con la consciencia de que no se repetirán de ningún modo, acostumbra a sentir eternos los tránsitos entre un acontecimiento y otro. Del dolor del primer acontecimiento, a la aceptación de el, solamente quedaban unos kilómetros. 
¿Alguien sabría explicar con exactitud lo que se siente al perder a una persona querida? No hablo de que deje de amarte, de hablarte, que se vaya a otro país u otra ciudad. Hablo de perderla porque pierde la vida.
La incertidumbre evita la explicación, porque la cantidad de sentimientos y de vacíos se vuelve infinita por momentos. Y quizás nunca llegamos a asumir las consecuencias de una pérdida.  Se trata de echar de menos y no tener como decírselo, se trata de llorar la espera que nunca termina, siendo consciente de ello. Se trata de huir como si estuviésemos en una cinta andadora, huir sin avanzar con el recuerdo y las lágrimas pegadas al cuerpo por mucho que nos limpiemos. Asumir que debemos olvidar si algo les pasa, si algo les duele o les alegra, si piensan en ti... Porque ya no habrá nada de eso. Se trata de ver como el mundo sigue girando mientras nosotros lo intentamos frenar inútilmente con las manos.

11 comentarios:

Ana dijo...

Que guapa, y ese lugar es precioso!
Otro texto genial, como se acostumbra a ver por tu blog :)
Un besito.

DANI dijo...

Intentar frenar el mundo...ese es nuestro mayor error.

Sigues igual de bonita escribiendo :)

Besazos

Paloma dijo...

Pff increíble, en serio, genial:)

Mr. X dijo...

Muy guapa y muy bonito
Un beso

·K dijo...

Increíble, y cuánta razón! Me ha hecho pensar..

Besos!

sexyever dijo...

geenial blog!! xx

fergie dijo...

me encanto! y gracias a Dios que yo aun no he sentido una perdida como esa..

besitos Ü

Schmetterling! dijo...

Estaría bien poder congelar el tiempo...pero el reloj suele saltar de nuestras manos antes de que giremos las manecillas.
Un muaa

S. dijo...

Buenas, soy de

www.aguaparachocolatte.blogspot.com

Me he cambiado de blog. Un besito! :)

-Big.Small.Big.Small- dijo...

Y qué complicado es pararlo.. muy muy dificil!

María Ferri dijo...

INCREIBLE