Seguidores

lunes, 6 de agosto de 2012

Te dejo es jódete al revés.


Te dejo es jódete escrito al revés. Me quedó gravado a fuego aquella fría tarde de finales de octubre. En aquel momento, las palabras no sonaron como un despecho, sino como un cóctel amargo de desilusión y fracaso. Apenas un par de horas antes, yo era una feliz. Una niña ingenua, enamorada, tonta y feliz. He puesto feliz dos veces pero así es como me sentía. Buscaba en el diccionario de sinónimos y solo me salía esa palabra repetida infinitas veces: feliz, feliz, feliz.. Tenía el corazón contento, lleno de alegría, como cantaba Marisol, y como ella, puse rumbo a buscar a mi alma gemela, mi chico, mi marido, que a las ocho salía de su sesión de deporte en el gimnasio.
Ocho años, nueve meses y seis días juntos. A mis treinta años y un, una cuarta parte de mi vida.
No fue mi primer amor, pero si el más intenso, el que te agarra de las entrañas y te arrastra, da la vuelta por completo y vapulea las emociones. Vista, tacto, gusto, oído, olfato, noqueados, desordenados, salvajes, satisfechos. Le quise, me quería, éramos invencibles, distintos, animales, sabios contestatarios, inmortales. Éramos uno y lo éramos todo: tú, mí me conmigo, yo, mí, me, contigo. A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras. Caminábamos sobre las aguas turbulentas del día, vivíamos el momento a zancadas.
Nos enamoramos, independizamos, encontramos una casa mugrienta, oscura y microscópica, los muebles prestados por amigos, el barrio horrible, el alquiler desproporcionado. Para nosotros: el paraíso. Crecimos, maduramos, tuvimos crisis, las superamos. Y un día, porque sí, por hacer algo nuevo, por recuperar el placebo del amor y de las emociones primarias, nos casamos.
No teníamos hijos, no teníamos prisa. No teníamos horizontes. Teníamos la vida por delante. Fui lo suficientemente feliz, como para recordar que una vez, en algún momento, fui feliz. 
Pero la vida es una tómbola, una noria y tardamos poco menos de una hora en sentenciar ocho años de relación. Así de frágiles éramos. Así de fuertes. En aquel momento me sentí como cuando el Coyote persigue al Correcaminos, cruza el acantilado y camina en el aire hasta que se da cuenta de su absurdo. Entonces se precipita al vacío sin remedio. Yo también llevaba demasiado tiempo caminando sobre el vacío.


http://www.senoritapuri.com/2012/05/como-y-donde-comprar-te-dejo-es-jodete.html

PD: mi twitter es https://twitter.com/MissCaffeina7

lunes, 16 de abril de 2012

Qué ganas de verte y comerte la (son)risa

Soy de los que piensan que la vida es una fiesta. Que tendrán que reinventarse cada día, cada instante. Soy del bando de la risa, de los que no tienen prisa, del ejército de la sonrisa.






Porque hay personas que son una sonrisa, y hay sonrisas que siempre serán una persona. 
Sonrisas que son un si, sonrisas que son un no..
Las que duelen.. Las que curan..
In Safe Hands

domingo, 11 de marzo de 2012



"Hay miles de personas mejores que nosotros ahí fuera, pero nosotros tenemos nuestra esencia, ese algo que no nos hace mejores pero sí imbatibles y creeme que si todo el mundo te conociese sabrían que eres insuperablemente achuchable…"
Es cierto que hay personas mejores que nosotros pero esas personas están ahí sin hacer nada, nosotros en cambio podemos mejorar, superarnos y querernos más que ninguno de ellos.

martes, 21 de febrero de 2012

Dudas existenciales.



Sientes un vacío enorme en tu interior, como si te faltara algo. El estómago se te cierra. No tienes hambre y dejas de comer. Te sientes completamente sola en tu mundo. Ese vacío aumenta cada día, cada hora, cada segundo que pasa lento y desgarrador. Dudas de ti misma, de tus capacidades y te das cuenta de que ese vacío tan grande, tu cuerpo lo había experimentado anteriores veces, pero no con tanta fuerza. Miras atrás y piensas en todo lo que has hecho a lo largo de tu vida, y te das cuenta de que no hay nada de provecho. Sientes la necesidad de cambiar. Empezar de cero para conseguir la vida que siempre has querido tener. Y piensas la razón del porque..
Quizás por la edad..
Quizás porque no has tenido los factores necesarios para ello..
¿O mas bien será que tu no has hecho nada por tenerla?

Pero nunca es tarde para tener lo que deseas, para ser quien de verdad quieres ser, o tal vez si...

domingo, 19 de febrero de 2012

Lo contrario de lo que soñé.

Cosas que se quedan a medio camino, entre un quizá y un no pudo haber sido. Dudas que se quedaron flotando entre las manos, como todos aquellos susurros a media luz, como todas aquellas noches que se perdieron entre el humo de algún bar, y las luces tristes de la ciudad que se iba durmiendo. Instantáneas fugaces que iluminan tus ojos y te sacan sonrisas incluso cuando no quieres recordarlas. Ojalá todo fuera tan fácil como en el colegio. Te enseñaban una cosa y al final aprendías que la práctica era tan sencilla como aplicar la teoría. En la vida real nos hacemos millones de planteamientos, llegamos a conclusiones de lo que está bien y lo que está mal, lo que nos hace daño y nos impide descubrir nuevas fronteras, o aquello que representaría una felicidad casi asegurada. Pero a la hora de la verdad todo se viene abajo, y son los impulsos los que deciden por donde debemos seguir, son los engaños que se nos van metiendo en la cabeza los que guían nuestros pasos, y llega un momento en que ni te acuerdas de si estaba bien o estaba mal, si dolía o te hacía suspirar. 

jueves, 19 de enero de 2012
























No tenéis derecho a decirme qué debo hacer, decir, sentir.
No tenéis derecho a decirme adónde debo ir.
No tenéis derecho a decirme qué camino debo escoger.
Ni siquiera tenéis derecho a decirme qué camino me conviene más.
porque no sabéis nada de mí porque ni siquiera yo lo sé.
Y no tenéis derecho a mirarme y esperar algo de mí
porque ni siquiera yo me miro y espero algo de mí